Menú Inicio

Yo si te creo

-María, me siento muy sola.

-¿Que te pasa?

– Alvaro siempre ha sido celoso, pero ahora está peor. Hace meses que no veo a mi familia. La última vez que fuimos a Barcelona, sólo ví a mis padres por dos horas.

-¿Y porque no vas a verlos?

– No me puedo ir de viaje. No es que no me “deje”. Es que Con los niños tenemos muchas responsabilidades. Si me voy sola me lo saca en cara y si me llevo a los niños se molesta. Hace mucho que no veo a ninguna de mis amigas.

-Ni me lo digas, hace mucho que no nos vemos.

– Sí hago planes con amigas no dice nada, pero empieza a hablar de las responsabilidades y esas cosas. Y luego si cancelo se pone encantador encantador. Llevo meses sin hablar con alguien cercano.

– Me cuesta creer lo que me dices.

– Cuando discutimos me dice no te vayas de víctima ahora y que me encanta ese papel.  Acto seguido juega con los niños, y hace cena para todos. Hace 1 hora que salí de casa y mira tengo 5 llamadas perdidas. Y este mensaje: Dianita preguntó por su madre al ir dormir. Le molesta incluso que te vea. Hoy seguro tendré bronca con él, espero que no se ponga agresivo.

-¿Te ha pegado? Preguntó María, estupefacta y como una reacción mecánica a la palabra agresivo. Sin haber digerido todo lo anterior.

-No, no me ha pegado. Sólo alza la voz, aprieta los puños y a veces golpea la pared o tira algo. Pero no me hace daño. La verdad, espero ese golpe con más esperanza que con miedo. Sería una prueba. Alvaro, es feminista, se pone camiseta rosa en la carrera de la mujer,  usa tutú para jugar a los bailarines con Diana y Diego. Ante todos el mejor padre, esposo, y amigo. Todos vosotros lo habéis defendido varias veces. ¿Como demostrar a otros algo de lo que ni yo misma estoy segura?

María recuerda que antes de aquella Charla, Carla decía: Alvaro, no es tan genial como parece. Se preguntaba: si en esos momentos, estaba a tiempo de hacer algo por su amiga. Se recriminaba por no haber escuchado mejor y por haberse puesto de lado de Alvaro.

Seis meses después, el golpe aún no ha llegado. Carla sigue confundida. María menos confundida pero con las manos atadas.  No presiona mucho a Carla porque sabe que la puede perder y prefiere vigilar de cerca . Por otro lado, Alvaro, ante sus ojos, sigue siendo el mismo de siempre. Al final ambas esperan el golpe como un alivio.

Carla, Alvaro , María y su novia quedaron en Sol para la manifestación en contra de la violencia de la mujer. Alvaro y Carla, llegaban tarde. María y Andrea esperaban en la salida del metro. Cuando, Alvaro y Carla, salieron, María alcanzó notar que discutían y pudo ver como Alvaro le susurraba a Carla: no te hagas la víctima ahora.  María no sabía que hacer, Alvaro también era su amigo. Lo conocía. Lo quería. Sabía que su amiga era maravillosa pero desquiciante algunas veces. “No te hagas la víctima” retumbaba en la cabeza de María. Debía decidir algo.

Estaban allí rodeados de miles de personas que gritaban “Yo si te creo”. María, en un descuido de Alvaro mira a Carla y le susurra: “Yo si te creo”. Carla, deja caer una lagrima y suelta la mano de Alvaro.

Categorías:Sin categoría

Andrey Montero

Aprendiendo a escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: