Menú Inicio

Reflejo

Felix volvió en sí gracias al sonido del anunció del metro: “Propera Parada Paralel” y, al tono de la voz de Feliu, el hombre que comprobaba su estado de consciencia: 

—¿Te encuentras bien? ¿Cómo te llamas?

Los dedos de Fiz le sostenían la cabeza y se trenzaban entre su pelo, algo canoso.

Sucedió que aquel día coincidieron los tres en la misma dirección, vagón y tiempo. 

Feliu, unos minutos antes de que Felix se desmayara, notó que él no se encontraba bien. Llevaba un rato mirándolo. Tanto Fiz como Feliu llamaron su atención desde el momento en que entró a aquel vagón. Intermitentemente, desde su asiento, les seguía con la mirada hasta que, de repente, la palidez espontánea de Felix le alertó.

Feliu reconoció a ambos desde la memoria de su piel.  Aquella electricidad que había sentido en otras ocasiones, cuando, por un dejavú o por un fallo en el sistema, en algún reflejo, había podido reconocer los rastros de aquellos dos pasajeros de la linea verde, en el trayecto Catalunya-Sants.

—Felix, me llamo Felix.

—Soy médico. —Dijo Feliu a Felix mirándole a los ojos, ahora ya conscientes. 

—No te levantes, vamos a esperar unos minutos—dijo Fiz, —soy enfermero, por cierto.

Felix sintió agradable y familiar el olor acido que Fiz producía. Un olor que antes, en alguna ocasión, al entrar al metro, ya había percibido.  Un olor que le llenaba la mente de recuerdos y deseos. 

Fiz era joven y su voz exponía, con la misma intensidad, tanto la efímera omnipotencia de su edad como la ignorancia de no saber que el futuro es audaz para envejecer, haciéndose más corto y menos fuerte. Feliu por el contrario, estaba adornado de la elegancia que cubre la paciencia, menos omnipotente que Fiz pero más certero en lo que quiere ser. 

El metro se detuvo pero ahora el túnel era el que se movía, y el viento se sentía dentro de los vagones, y no fuera. Aparecieron bultos de imágenes de luz en movimiento que perfilaban figuras de pasajeros esperando el túnel en el tren y los rayos de sol salían el interior del vagón e iluminaban el exterior.

—¡Ya me puedo levantar! —Dijo Felix quien logró mantener el equilibrio, caminó unos cuantos pasos y se sentó. 

Feliu y Fiz se sentaron a su lado.

—¿Qué está pasando? —Preguntó Fiz asustado, y con el viento en contra despejando los rizos de su frente.

—No lo sé. —Respondió Felix dirigiendo la mirada hacia los intrépidos vellos que se escapan por el cuello del pijama de Fiz. Los mismos vellos que Feliu admiraba en el pecho de Felix y los mismos que Fiz añoraba en el pecho de Feliu. 

Fiz impetuoso se acercó y besó a Felix. Feliu sosteniendo la mano de Felix, admiraba la belleza de aquel momento. De repente, sintió el beso sin tocar los labios de ninguno y así comprendió que aquel vagón no se movía de un sitio a otro sino entre tiempos. Con satisfacción y con una sonrisa esperó su castigo.

Unos minutos después y sin palabras Felix lo entendió. En breve Fiz también lo haría, tal vez en un par de paradas más, en 20 sístoles y 21 Diástoles, con su primer arruga o en lo que tardaba en homologar asignaturas para empezar medicina.

Tres lineas paralelas del tiempo se juntaron en un punto y cómo si tres lineas de metro se cruzaran, sin señales de advertencia, chocaron generando la onda que despertó a Cronos. El aire empezó a ser muerte, el ruido de la ciudad, ahora preso, intentaba escapar por las ventanas de las casas, el afecto requería gel desinfectante, el mar se volvió inalcanzable y el metro se movía sin gente; Feliu, Felix y Fiz fueron puestos en cuarentena, cada uno cerca del otro pero sin poder tocarse. 

Cronos sintió envidia de aquel mortal que a pesar del tiempo se sentía atraído por su reflejo.

Barcelona – 20 de Febrero de 2020

Categorías:Relatos

Tagged as:

Andrey Montero

Aprendiendo a escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: